RESPONSABILIDAD SOCIAL EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN RADIOFÓNICOS DE LA CIUDAD DE LATACUNGA

Docentes: Verónica Medina Ayala
Verónica Peñaherrera Garzón

Figura 1. Autoría propia.
Se ha querido desarrollar un análisis del cumplimiento de la Responsabilidad Social (RS) en medios de comunicación, su ejecución voluntaria en los medios masivos y cómo esta actividad fomenta en las masas productos comunicacionales integradores, participativos e interculturales de calidad, que contribuyan con la educación, cultura y el desarrollo de la sociedad y el país. Esto, permitirá identificar la importancia de la (RS) en medios de comunicación.

En la actualidad, las empresas públicas y privadas, desarrollan y fomentan, como parte de sus principios corporativos, la responsabilidad social. En este sentido, las empresas no son consideradas únicamente como actores económicos, más bien, son actores sociales activos en el quehacer de la sociedad. Según Patriotti (2010): “La responsabilidad social (RS) es un conjunto de compromisos económicos, sociales y medioambientales de la organización hacia la sociedad, en especial hacia los sectores más vulnerables”.

Ante esta realidad, conocedores que los medios de comunicación social son empresas económicamente activas, que tiene en sus manos la enorme responsabilidad de educar, informar y entretener, es fundamental establecer información de calidad, que proyecte una sociedad equitativa, libre, generadora de opinión pública y, sobre todo, promotora de un cambio social favorable.

La responsabilidad social es un concepto que implica un cambio en el modelo de gestión de la empresa u organización. En este sentido, hoy se puede hablar de una gestión integral de responsabilidad social, cuando la organización decide emprender políticas voluntarias y éticas con el afán de tener buenas relaciones con su entorno y en particular con cada uno de los stakeholders (interesados)(Ramírez, 2012, p.10).

Durante muchos años, los medios de comunicación tradiciones como la televisión, radio y diarios impresos entregan información a la sociedad, cumpliendo con los derechos de la libertad de recibir información.  Es así que los medios de comunicación tradiciones, sumado el internet y la telefonía celular, forman parte fundamental de la vida cotidiana de los ciudadanos, divulgando información instantánea a través de mensajes con contenidos informativos básicos, debido a la inmediatez de los avances tecnológicos.

Muchas empresas de comunicación relacionan a la Responsabilidad Social (RS) con la imagen o reputación de la empresa frente a la competencia y a la opinión pública  (Ramírez, 2012). Este pensamiento o concepción, en ocasiones, se inclina al despunte de la organización, dejando a un lado los análisis de contenidos informativos, educativos, publicitarios y de entretenimiento, como también, la generación de campañas de concientización o socialización de temas relevantes o de coyuntura que contribuyan con el desarrollo del ser humano y la sociedad.

Carrol (1979), conceptualiza que la Responsabilidad Social se basa en responsabilidad filantrópica, pensada desde el punto de vista de una buena empresa que contribuya a una adecuada calidad de vida. Las responsabilidades éticas ligadas a hacer lo correcto y justo, evitan o minimizan daños a públicos internos y externos. La intención es puntualizar las obligaciones y conductas que las empresas deben asumir, no solo en su aspecto organizativo, sino también con la sociedad.

La Asamblea Nacional, estableció en la Ley Orgánica de Comunicación, en su Art. 1: desarrollar, promover, garantizar, regular y fomentar el ejercicio de los derechos a la comunicación, establecidos en los instrumentos de derechos humanos y en la Constitución de la República. En el marco de la observación anterior, se puede determinar que la comunicación es un derecho de todos los seres humanos. Es responsabilidad de las empresas o medios de comunicación, proporcionar contenidos informativos educativos que garanticen el desarrollo del pensamiento y fortalezcan el conocimiento de todos los ciudadanos que deciden informarse en una determinada empresa de comunicación masiva.

En efecto, recibir una información de calidad es un derecho de todos los ciudadanos y es obligación de los actores de la comunicación entregar información verificada, contrastada, precisa y contextualizada. No debe ser confundida con Responsabilidad Social (RS), pues la misma tiene como objetivo potencializar temas de interés y presentarlos a la ciudadanía como campañas, proyectos que involucren a actores sociales, políticos, educativos, que generen el crecimiento de la sociedad.

Según el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina, CIESPAL (2013), las doctrinas liberales de la información dicen que el periodismo es una actividad neutral y objetiva, independiente de ideologías y que los medios son instituciones libres de compromiso políticos y económicos (…) desde una perspectiva crítica, el periodismo es una actividad intelectual de profunda incidencia, social, cultural y política basada en el registro de los hechos.

De lo anteriormente planteado, se deduce que la Responsabilidad Social (RS) en los medios de comunicación o periodistas deberían generar prácticas informativas que se encuentren en sintonía con la visión, misión y valores de la empresa, como: respeto, libre opinión, veracidad, independencia. Estas actividades son diarias en un medio de comunicación, que deben ser la base para la creación de programas y campañas de concientización dirigidas a diferentes públicos, con varios objetivos: fomentar la educación, el respeto, el cuidado al medioambiente y/o promover espacios de cultura, tradiciones y costumbres, donde los actores sean los niños, jóvenes, adultos, personas con discapacidad y la sociedad en general.

Ahora bien, entendiendo a la comunicación como una empresa o corporación, se concibe como Responsabilidad Social (RS) a la concepción de normas éticas, códigos deontológicos y filosofía que todo medio de comunicación debe tener presente en el momento de la ejecución periodística en todas sus formas.

En ese mismo sentido, se concluye que las empresas de comunicación y su accionar en Responsabilidad Social (RS), establece la construcción de productos comunicacionales, participativos, incluyentes, cuyo actor primordial sea la sociedad.

Referencias bibliográficas.

Gonzales, L.J. (2002). Ética y Responsabilidad Social, Bogotá, El Búho.

Ramírez, J. (2012). Responsabilidad Social en los Medios de Comunicación, Creative Commons, 101-109.

Pasco, R. (2011). Responsabilidad Social y Medios de Comunicación Social, Caso Grupo.

Asamblea N, (2013). Ley Orgánica de Comunicación, Registro Oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *